Los depósitos en casinos online

Bonos de los casinos y tragaperras online

No es lo mismo un bono por primer depósito para poker, para bingo, para apuestas o para los juegos de casino. Ten claras las diferencias a la hora de aceptar uno de los bonos que, muy probablemente, te ofrezca la página del casino online.

Generalmente los casinos online quieren ayudarte a comenzar. A mucha gente le da algo de reparo empezar a jugar, por lo que su forma de atraer jugadores es ofreciendo a los nuevos usuarios un bono que puede ser por registro, por depósito o incluso sin depósito.

Como sabes, el bono te aparecerá junto con tu dinero en tu cuenta y podrás verlo en todo momento en tu cajero, pero de momento y hasta que lo liberes, será un dinero de bono.

Cuando se trate de un bono para juegos de casino, lo más probable es que al leer los requisitos de liberación veas condiciones de apuesta mínima. Esto significa que tendrás que apostarte en determinados juegos de casino, una cantidad de dinero específica para poder liberar el bono y quedarte con el dinero. Este número mínimo de apuesta, puede ser igual a la cantidad del bono, o un número x multiplicado por la cantidad del bono. También es posible que te encuentres con restricciones y que solo “cuenten” para el bono, las apuestas que hagas jugando a determinados juegos.

Cuando se trate de un bono para las máquinas tragaperras online, lo más común es recibir dos tipos de “oferta promocional”. La primera es que te regalen un número determinado de tiradas gratuitas en las máquinas y, la segunda, es que te den una cantidad de dinero de bono. De nuevo, tendrás que leer los requisitos de apuesta que tiene el bono para poder liberarlo al completo.

Ten siempre en cuenta al aceptar un bono, que suelen tener una fecha de caducidad. Por lo tanto, te especificará que, para liberar el bono, tendrás que apostar una cantidad mínima durante 30, 60 o 90 días (suelen ser las fechas más comunes, aunque puede variar). Piensa siempre antes de aceptar el bono en si esa cantidad de días te parece un periodo factible para jugar los requisitos. Por ejemplo, si tu intención es salir de viaje al día siguiente de aceptar un bono que caduca en 30 días, quizá no te dé tiempo para completarlo.